Implantología

Cuando no hay hueso. Injertos óseos y elevaciones de seno

Cuando falta hueso para poder colocar implantes

En ocasiones no hay suficiente hueso para colocar implantes (para optimizar su éxito es necesario unas medidas mínimas en altura y anchura). Sin embargo, en mucha ocasiones este tipo de problemas son sólo un inconveniente que puede resolverse con un enorme porcentaje de éxito. Nuestra consulta es pionera en este tipo de técnicas.

¿Qué son injertos óseos?

Cuando el hueso que debe albergar el implante presenta un volumen insuficiente para restaurar dichas dimensiones se utilizan pequeñas cantidades de hueso del propio paciente o materiales de rellenos sintético que nos permiten:

  • Aumentar el éxito del implante a medio /largo plazo.
  • Mejorar la estética.
  • Que la masticación de los dientes que vayan a ponerse después sea mejor.

¿Cúal es el éxito de los injertos óseos?

Es una técnica que si se realiza en manos con experiencia quirúrgica, tiene un éxito superior al 95%.

El tratamiento quirúgico no tiene por que ser doloroso ya que como en cualquiera de las técnicas quirúrgicas que solemos utilizar nos valemos de tecnología que nos permite que tanto la intervención como el postoperatorio sean muy llevaderos.

Elevaciones de seno

En el maxilar superior, en ocasiones, no tenemos suficiente hueso para poder colocar los implantes. En esos casos recurrimos a crearlo 'robándole' terreno a los senos maxilares. Es una técnica con unos resultados muy buenos y con una altísima predicibilidad.